El final de un capítulo

Y pasan los dias, y pasan las noches.. así como dice la canción hahaha. Inconscientemente a diario pensaba en el, no todo el día, pero si al menos 1 minutos de mi día estaba dedicado al el, al escuchar una canción o al pensar abrir una ruta a Sonora (donde el estaba) en mi trabajo. Ya era Julio y eso significaba que estaba próximo mi cumpleaños y que yo tendría que hacer un viaje, un viaje del cual no estaba segura de hacerlo, desde que se había ido no habíamos vuelto hablar, no sabía si recordaba nuestra apuesta o si en general me recordaba a mi.

Llegó mi cumpleaños, y ni una llamada, ni un mensaje, no nada, la verdad me dolió poquito pensar que el maldito ni de mi cumple se había acordado.. y pff me bajo todas las ganas de ir hasta allá. Pero entonces como sincronía, me marco para felicitarme, a lo que me dijo: pues en teoría deberías de andar por acá, no se me olvida que hicimos una apuesta y no estuviste aquí en tu cumpleaños. Híjole, se me acelero el corazón, la verdad es que este hombrecito movía todo dentro de mi ❤

Si algo me ha encantado siempre es su forma de ver las cosas, su felicitación fue diferente, no escuche un feliz cumpleaños, escuche: “feliz primer día, haz que tus 26 sean dignos de contar, cumple tus sueños y se feliz, cumpliste 25, pero eso significa que este es el primer día de tu año 26 y para mi es lo que debemos celebrar, deseo que cumplas tus metas de este año y que cuando sea 13 de agosto 2019 puedas decir que viviste el mejor año de tu vida, los 26, justamente la edad que yo tenía cuando te conocí. y también espero que que en tus 26 podamos estar juntos.”

¡Paso! ese empuje que necesitaba, como siempre mi corazón pensó: el no y ya lo tienes ¡lárgate! ¡arriésgate! Y si te rompe el corazón ¡pues que! No será el primero, ni el último ¡así que, vas! Pero mi cerebro y mis amigos decían ¡No goeeeey! no vayas, que el venga y te busque.. mi cerebro decía que estaba loca que no debía comprar ese vuelo, había una revolución dentro de mi.. Así que decidí hacerle caso a mi corazón y un poco a mi cerebro,  y decidí que me iría hasta Sonora a ver a mi niño Cargill ❤ Compré un vuelo a Cd. Obregón, pero también hice una reservación en un hotel y me puse a investigar que podría hacer estando allá (en caso de que las cosas no resultaran con el), Compre un ticket para visitarlo YYYY para conocer Sonora. 😛

Le marque para contarle que ya tenia un vuelo y una reservación, su expresión fue: debiste consultarme, ese fin ni estaré en Cd. Obregón, déjame checar que puedo hacer. Sinceramente me dieron ganas de mentársela, pero bueno, también era mi culpa, no consulte con el fechas ni nada. Me marco más tarde para decirme que ya había movido su viaje y que me esperaba ese fin. No me la creía, esto estaba siendo real, literal no pude dormir un día antes de la emoción.

IMG_0459Llegó el ansiado día, mi vuelo salía 6am, llegué al aeropuerto desde las 2am, me sentía super nerviosa, seguía preguntándome si hacía lo correcto.. 6.30am despegamos, me había pedido que le avisará para coordinar sus tiempos y que fuera por mi al aeropuerto, así que lo hice. Llegue a Sonora, nos dimos un fuerte abrazo, vi a mi niño Puebla otra vez, lo había extrañado demasiado. Me dijo que tenía una junta de trabajo y que me podía dejar en el hotel o llevarme con el, en seguida de darme la opciones dijo: naaa, te vas conmigo, no te voy a llevar a encerrar a un hotel. Así que nos fuimos a su reunión de trabajo, la reunión se convirtió en un desayuno y una platica muy entretenida. Me llevó a mi hotel para que pudiera descansar un rato, estaba muerta de sueño por la desvelada del vuelo.

Nos vimos al rededor de las 8, pero mi cabeza para ese entonces ya había vuelto a crearse ideas, no estaba totalmente feliz de estar ahí, algo estaba mal, no me sentía bien con el, o mas bien no sentía que el fuera mi niño Cargill.. algo había cambiado.

Esa noche dormimos juntos, como hace mucho no lo hacíamos, a la mañana siguiente conversamos, y entendí mi sentimiento que algo andaba mal. Me pregunto que porque me había aventado a tomar un avión y llegar a Sonora, la respuesta fue fácil, porque quería verlo y porque YOLO, y que había aprendido a no quedarme con las ganas de hacer las cosas, la vida es tan chiquita que en ocasiones por miedo, pena, etc. no hacemos las cosas y que ese no era mi plan, mi plan era vivir al máximo, hacerlo que quisiera hacer sin quedarme con las ganas. Su respuesta me sorprendió: Donde consigues esas ganas, esa energía, ese poder y querer de vivir, desde que llegue a Sonora, todo ha sido difícil, no he podido adaptarme al lugar, tengo compañeros mas no amigos, cada día busco un motivo para seguir adelante y nada, incluso en algún momento me dieron ganas de comprar un perro pero únicamente por la soledad, no porque realmente quisiera uno. Su respuesta realmente me sorprendió, no conocía a ese hombre, el no era de quien yo me había enamorado, no era el chavo que quería tener un centro de conservación , no era el chavo que amaba y disfrutaba su trabajo, que era bromista que yo había conocido. La situación me rompió el corazón, yo sabía exactamente lo que le sentía porque yo había pasado por lo mismo en algún punto de mi vida, y el sentimiento de vacío, soledad y tristeza son de las cosas más abrumadoras que podemos sentir. Me hablo de una canción “7 crisantemos” para mi, una canción totalmente deprimente. También me confeso que extrañaba estar más cerca de casa (Toluca) que extrañaba a sus amigos, que la gente del norte es un tanto cerrada y cero hospitalaria, que la gente del sur es más empatica y amable.

No eres un árbol, si no eres feliz ¡Muévete! Busca eso que te apasiona, trata deIMG_0461 resolver la situación, si no eres feliz hasta allá pues regresa, cambia de trabajo, eres muy inteligente para conformarte con esta situación, pero sobre todo, creo que es algo en lo que no puedo ayudarte, es un tema muy personal, algo que tu sólo debes solucionar, y que si claro me necesitas, yo estaré ahí, estaré a tu lado, apoyándote mientras tu te reconstruyes. Fue lo que respondí. Y la verdad es que no puedo hacer más por el, tal vez suene egoísta pero es la verdad, es una situación difícil pero también personal en la cual él es el único que tiene poder para revertirla.

La situación me hizo pensar muchísimo, y me dolió muchísimo, duele ver cuando personas que amas, que te importan, se sienten de esa manera, duele ver a personas con un futuro prometedor tiradas por una mala decisión o una mala racha. y también me puse a reflexionar sobre nuestra relación, y la verdad es que ahora el tenía que enfocarse en el, en sentirse mejor, en controlar y matar esos demonios que le atormentaban y solamente así, podríamos pensar en un nosotros. Él tenía que pensar en ese momento solamente en el, y yo hacerme un lado en un plan sentimental y estar para el en un plan de apoyo si el quisiese.

Así que una vez más la vida nos estaba jugando chueco, volvíamos a estar separados y no por falta de tiempo, no por distancia, no por falta de amor, sino por algo bueno, porque el tenía que enfocarse en el, en tener una calidad de vida para poder pensar en compartir esa vida con alguien más. porque al final de todo, el amor es querer lo mejor para la otra persona aunque tu no estés en los planes, quiero verte feliz, quiero que logres todo lo que un día me contaste, aunque yo no este ahí. El amor de verdad, el amor puro es desear lo mejor. ❤ y así fue como esta vez yo tome la decisión de alejarnos, alejarnos en un plan de pareja, aunque el sabía que si me necesitaba yo estaría ahí para ayudarle en lo que pudiese. Por eso es que creo que únicamente es el final de un capitulo, no de la historia.. la vida es corta si, pero también hay tiempo para todo, y tal vez es momento de que ambos crezcamos individualmente y tal vez, sólo TAL VEZ, tampoco es algo que sea seguro totalmente, volver a encontrarnos más tarde, cuando la situación no sea tan complicada y ambos estemos dispuestos a darlo todo por el otro… Se terminó nuestro capítulo, pero estoy segura de que aún no termina nuestra historia. ❤

Hoy en día seguimos en contacto, me escribe y le escribo de vez en cuando. Se que lo quiero, lo siento, pero ya es un amor diferente, es un amor libre, lo quiero pero no lo necesito, no necesito que hablemos a diario, ni necesito decir es mi novio o algo así. Y para mi esta siendo la forma más linda de querer ❤ Hay días que de pronto si me da la tristeza de no estar con el, y hago lo mismo que hice alguna vez, pedirle a Dios, a la vida, que todo se este resolviendo, que encuentre la paz y felicidad que tanto necesita, es así como me siento mejor, tranquila y feliz… y continuo con mi día (:

-SandyCinnamon