Nos conocimos en la uni..

Chaps..

Hace 8 años lo conocí.. el primer día de universidad, en esos cursos previos donde juntan a todos los nuevos.. nos hicimos amigos, se volvió parte del grupo.. comenzamos clases y nos veíamos a diario, se volvió como mi mejor amigo universitario. Solíamos salir de clases, marcarnos vernos en algún lugar de la uni, nuestro favorito era echarnos como vacas “literal” en el pasto; pasábamos hoooras de esa manera, de que hablábamos, ya no lo recuerdo bien, solo recuerdo lo bien que la pasaba ahí, con su compañía que incluía a otros amigos de vez en cuando.. Hablábamos de todo y de nada, recuerdo que me conto lo mas triste de su vida y yo le conté mi vida entera, el decía que yo era y soy un libro abierto, pero un libro no para cualquiera, no cualquiera podría leerme y yo le creo, y entre los pocos que saben leerme esta el.

Pasamos de estar en el pasto a tomar largas caminatas por el centro, sin duda el zócalo de Puebla es de mis lugares favoritos en el mundo y bien lo dijo Ángeles Mastreta “En que otra parte de Puebla iba a ser si todo pasaba en los portales…” Me encantaba caminar por las calles con el, jugar con nuestras manos y que terminaran entrelazadas. Una vez caminamos por toda la Avenida Juárez en busca de boletos para un partido de futbol de mi sobrino, lo obligue a andar en lugar de ir en coche; ese día una amiga me dijo: real te quiere demasiado, hace tanto calor que otro ya te habría dejado ahí o obligado a subir al auto. Nos recorrimos todo el centro histórico varias veces, muchas tardes, muchas noches, siempre juntos y casi siempre de la mano.

Después de caminar por todo el centro, comenzamos a recorrer Puebla en auto, nos perdíamos dentro de la ciudad, diciendo izquierda o derecha es como queríamos llegar a nuestro destino, un destino que no seria compartido. Para mi era como un mejor amigo, de la amistad nace el amor dicen por ahí y así fue, creo que nos enamoramos o al menos yo lo hice, y como no hacerlo si me regalaba chocolates y bolitas de quesillo. El siempre fue nose, diferente, ya tiene muchos años esta historia de amor hay partes borrosas, pero también hay cosas que se quedaron y estarán grabadas para siempre.

Un día sentados en el pasto, un amigo por accidente rompió sus lentes; si amigos, mi hombrecito usaba lentes, ciego como yo; me pidió acompañarlo mas tarde al centro comercial, llevaríamos sus lentes a reparar. Salimos de la óptica y pasamos por Moyo para tener cambio para el estacionamiento, helado con chocoretas, creo que es la única persona que conozco que le pone chocoretas a su helado. Compartimos el Moyo y la verdad es que no recuerdo si era fan de la marca como ahora lo soy, ahora que lo pienso tal vez me gusta tanto por el y por ese helado que compartimos juntos. Pagamos el estacionamiento y nos dirigimos al auto y fue entonces cuando me beso, nos besamos por primera vez después de tanto tiempo, después de tantas ganas. Fue un beso largo, fue un beso tierno, un beso de esos que jamás se olvidan, un beso que duro mas de 15 minutos pues tuvimos que volver a pagar el boleto.

Escribir la siguiente parte aun duele, en resumen, me pidió ser su novia y yo lo rechace, a cambio le ofrecí un “free”, un estúpido “free” y obviamente el me dijo que nooo, su acción le costo una multa de transito y yo creo que a los dos muchas lagrimas. Lo rechace porque yo no estaba disponible, lo rechace porque había alguien mas, lo rechace por tonta, lo rechace porque no me di cuenta a tiempo del amor que sentía por el, lo rechace sin darme cuenta cuanto amor me costaría.

Seguimos siendo amigos, pero ya no los mejores, poco a poco comenzamos a separarnos, a distanciarnos, se acabaron las echadas en el pasto, las caminatas por el centro, se acabo el tiempo juntos, mas no el amor, después de unos 8 meses le pedí disculpas, lo intentamos, fuimos novios por un par de semanas, pero el amor, su amor se había terminado. Y así fue como por primera vez sentí lo que era que se te partiera el corazón, sentí tristeza, dolor, coraje conmigo. Lo había perdido, perdí a mi primer gran amor, un amor puro, un amor honesto. Lo volví a ver después de años literal, y lo volví a ver para decirle adiós. Fue la ultima persona que vi antes de irme de Puebla.

Me mudé, comencé una vida lejos de el, lejos de Puebla, y cada vez que alguien me hablaba de amor lo recordaba a el, cada vez que me preguntaban si me había enamorado pensaba en el. Y no se como, no se porque, pero el regreso a mi vida, y estando a cientos de kilómetros me invito a saltar con el, o sea, una vez mas éramos pareja. Fuimos novios por unos 4 meses hasta que un día me dijo la verdad, y la verdad era que ya no me quería, la verdad era que desde aquel primer rechazo había dejado de quererme, el había dejado de quererme y yo seguía ahí enamorada como la primera vez. Antes de terminar le envié una carta, bueno mas bien un libro, como 6 hojas y muchos post its, yo lo quería tanto que anhelaba que me amara, que me amara como cuando nos sentábamos en el pasto. Pero el se fue, me dejo, me dejo con 10 kilos menos y una tonelada de recuerdos.

El tiempo hizo lo suyo, sano las heridas, curo el alma y aprendí a quererlo de una manera diferente, entendí que tal vez lo nuestro nunca debió ser, entendí que lo nuestro siempre debió ser una amistad, solo una amistad, que podría seguir queriéndolo, pero como se le quiere a un amigo, no a cualquier amigo, sino a un amigo muy especial, un amigo que sabe leerte.

Chaps se convirtió en ese amigo al que le contaba todo, chaps se chuto mi historia de Sonora, y todas mis historias, chaps se volvió mi confidente y yo la suya, me conto sobre la niña que lo traía loco, me conto también como fue que terminaron. Desconozco cuan importante soy para el, pero el para mi lo es bastante. y además tenemos un trato, si cumplo 29 y no estoy casada y el tampoco, nos casaremos y formaremos una familia feliz (: haha

-SandyCinnamon